La casa de nuestros sueños puede ser, en muchas ocasiones inalcanzable. ¡O directamente no existir! Por eso nuestra casa ideal en la ciudad donde vivimos es algo aproximado: nos gusta mucho, pero la cocina podría ser más grande (por ejemplo). Si éste es tu caso, sigue leyendo. En este artículo te damos 10 ideas para aprovechar mejor el espacio en cocinas pequeñas.

1. Un clásico: armarios hasta el techo

Si careces de espacio a lo ancho, quizá puedas sacar un hueco extra a lo alto. Y es que muchas veces los muebles de la cocina están a uno o dos palmos de distancia del techo: un espacio totalmente desaprovechado.

Armarios hasta el techo.

Si no lo has hecho ya, una solución provisional es adaptar el techo de los muebles para instalar encima cajas o cualquier otro tipo de organizador donde guardar las cosas que ya no caben en otro sitio: vajilla extra, latas de conserva, botes de cristal, tuppers vacíos, etc. Otra opción es instalar estantes para multiplicar el espacio. Si estás determinado/a a hacer un cambio radical para aprovechar ese espacio extra, cambia el mobiliario y hazte con muebles más altos. ¡Lo notarás!

2. Estantes adicionales en armarios, encimeras y nevera

Una forma ideal de dividir el espacio y a la vez multiplicar la superficie de almacenaje es hacerse con estantes adicionales. Funcionan muy bien en el interior de los armarios e incluso dentro de la nevera, y si tienes suficiente sitio, también sobre la encimera.

Estantes adicionales en armarios: espacio extra. Vía GH.

3. ¡Aprovecha las paredes!

Todo hueco es una oportunidad de almacenaje, y las paredes vacías también. Muchos de los utensilios que utilizamos a diario en la cocina se pueden colgar, y así aprovechar el espacio que ocupaban antes para otras cosas. Un recurso fácil son los ganchos adhesivos o de ventosa, pero las ideas son muy variadas: desde una barra con colgadores móviles que se adapten fácilmente a cualquier objeto, hasta un panel de rejilla donde distribuir ganchos e incluso pequeños estantes como mejor queramos.

No desaproveches ni un centímetro de pared. Vía Pinterest.

4. Archivadores: espacio extra en vertical

Seguro que navegando por Internet (¡quizá incluso durante la búsqueda que te ha traído hasta este artículo!) te has topado alguna vez con ideas rompedoras como ésta: introducir elementos básicos de despacho y papelerías en la cocina para darles un uso inesperado. Un buen ejemplo es el archivador vertical: colócalo en armarios o nevera y utilízalo para almacenar frutas, botellas, rollos de papel, etc. en vertical. Otra posible salida es adherirlo al interior de la puerta de algún armario y utilizarlo para guardar, por ejemplo, productos de limpieza.

Mucho mejor que el clásico bol frutero. Vía BuzzFeed.

5. Mesa abatible

No podía faltar en nuestro top 5. ¿Necesitas una superficie extra, pero sólo a veces? Las mesas abatibles son la solución.

Mesa abatible en la cocina. Vía Pinterest.

 

Y tú, ¿pones en práctica estos u otros trucos para multiplicar el espacio en las cocinas pequeñas?